Historia – En esos llanos de DIOS I

612

Gracias a los “pioneros”.

Tratamos hace años de encontrar la verdad del fútbol en Irapuato para ello, se necesitaba acercarse a las personas vinculadas de alguna manera a este deporte.

Nuestros primeros pasos fueron encaminados hacia el señor Don Manuel González, para ese entonces, año de 1960, radicaba en Villagran y podemos decir con tristeza que ya murió, pero, nos dejo algunos datos valiosos y otros precisos, esto fue lo que nos dijo:

“… Llegue a Irapuato en el año de 1910, venia procedente de San Luis Potosí, sin dinero en los bolsillos, aunque tranquilo, ya que contaba con familiares dispuestos a ayudarme. Trabaje de inmediato en el Nuevo Mundo e inmediatamente hice amistad con varios muchachos. Mi idea al ver el compañerismo que entre nosotros reinaba, fue la de formar un equipo de fútbol, deporte que vi jugar en Madrid y, según noticias, se estaba desarrollando asombrosamente en México.

Platique mis planes, en primer lugar a Nacho Porres (Q.E.P.D.), le hice comprender que era mejor ver a los amigos en un parque deportista y no tirados al vicio y con enfermedades venéreas que en aquellos tiempos no tenían curación. Nacho acepto gustoso. Comprendió que practicar un deporte era lo más acertado.

Guiados por nuestros deseos, nos reunimos en un molino tostador de café sitiado a los lados, por la calle de Guerrero, casi esquina con Revolución. Dicho molino era propiedad de unos catalanes de apellido Vinal. Nuestro primer paso se dio formando la mesa directiva la que quedo integrada de la siguiente manera: Presidente un servidor: Manuel González, secretario, un muchacho tocayo que se llamaba Manuel, desgraciadamente se me olvido el apellido y para tesorero fue nombrado el buen amigo Nacho Porres.

Nos faltaba ahora el campo (con tristeza lo dijo Don Manuel), luego soltó una sonora carcajada y agrego: eso no fue obstáculo amigo Vargas ya que no las agenciamos para jugar en un terreno que estaba cerca de la Estación de Ferrocarril, para ser mas exactos enfrente de la entrada de donde se encuentra en la actualidad la cremeria “La Higiénica”. Diario entrenábamos, nos levantábamos muy temprano y la gente nos veía un poco asombrada, no conocía lo que era este bello deporte que es el fútbol.

Por fin formamos el equipo, los colores que escogimos era la camisa blanca, calzones plomos y nuestro nombre de guerra: CLUB DEPORTIVO IRAPUATO, el plantel lo integraban: Oscar y Felipe Orue, Vidal y Miguel Irastroza, Salvador Velasco, Nacho Porres, José Betancourt (un gran caricaturista), Mauro Esparza, Pancho López, Manuel García, Ramón González y un servidor.

Al iniciarnos en el fútbol, tuvimos que invitar a nuestras amistades y familiares, obsequiándoles refrescos y bocadillos para que asistieran. El primer partido fue un juego interés cuadras y esos ocurrió en febrero del año de 1911, aunque quiero aclarar que fue hasta el año de 1915 cuando nos organizamos debidamente.

ESTA ES LA HISTORIA Por Don Gonzalo Vargas Vela