Sin Reconciliación pronta entre la promotora y la afición fresera

Foto: Freseros y Orgullosos

Desde que la familia Martínez dejó sin fútbol a esta Plaza hemos vivido situaciones humillantes como aficionados, al tolerar las malas decisiones por parte de un grupo que sólo busca un beneficio particular o colectivo de cierto grupo, más allá que el fútbol representa un negocio pero debe tomar en cuenta el gran amor que un aficionado puede manifestar a un equipo de fútbol profesional.

La situación actual que vive el fútbol en Irapuato pasara a la historia cómo una de las más oscuras que hemos vivido en los últimos tiempos, después de la burla de los hermanos Favela, los encargados del estadio Sergio León Chávez no han aprendido a valorar a esta noble afición, por el contrario han hecho negocios con grupos que se manejan en oscurito y lo decimos en oscuro porque los actuales encargados del comodato no dan la cara.

La actual situación que se vive en Irapuato al ver la historia del club no se ha vivido algo parecido, Por una parte tenemos un grupo de personas que tienen la concesión del comodato que les permite traer un equipo que en este caso sea como sea de Tercera División (segunda premier) a jugar a esta Plaza, este grupo se a encaprichado y no dejar las instalaciones de Sergio León Chávez, a pesar del nulo apoyo de la afición fresera, al no darle el apoyo total al equipo fresero y no a medias como se ha venido haciendo y sólo nos han dado las sobras del Club Celaya.

Desde la final del torneo pasado empezó el descontento de los aficionados freseros con aquellas declaraciones del técnico supuestamente fresero al decir que todo lo que habían logrado se lo debían al Club Celaya, aquí en Irapuato se esperaba El regreso del subcampeón para la celebración pero esto no sucedió y el festejo se hizo en Celaya que para colmo de males en esta celebración algunos jugadores portaban playeras del Club Celaya y esto no fue cuento ya que en sus redes sociales publicaron dichas imágenes que después bajaron, después de esto la promotora desestimó la importancia que son los grupos de animación y nunca claro reprendió los actos de estos jugadores incluyendo al técnico Padilla, a esta altura al parecer ya no hay reconciliación con la afición.

Por otro lado tenemos a los que rigen los destinos del estadio Sergio León Chávez la asociación civil llamada Club Irapuato A.C. que en los últimos meses con apoyo de algunos inversionistas trataron de traer liga de ascenso a esta Plaza que incluso han tratado de comprar la actual franquicia qué tiene en sus manos la promotora de fútbol sin conseguirlo, si bien una franquicia de segunda Premier ronda entre 3 y 5 millones de pesos, los de la promotora inflaron el precio de la franquicia a 11 Millones de pesos, haciendo inalcanzable la adquisición de dicha franquicia y no por falta de recursos sino porque el precio está sobrevalorado, Los de la promotora argumentan que han invertido en las instalaciones del Sergio León Chávez pero no se ve ningún lado esa inversión, al perder el apoyo del IQ que dirige el señor Álvaro López Y al parecer el apoyo de la Federación el A.C. se quedó sin mucho que hacer para traer por lo menos liga de ascenso a esta Plaza.

Desgraciadamente nuestras autoridades municipales y estatales no les importan el fútbol en esta Plaza, a pesar que traería un beneficio a la ciudad y al estado en todo lo que significa un equipo profesional por lo menos en la Liga de ascenso MX.

Cómo lo comentábamos al inicio de esta nota la difícil situación en que se encuentra nuestro amado Irapuato en cuestión futbolística, No queremos ser Negativos pero no se ve ninguna solución viable en este momento ya que las dos partes tanto la promotora como el A.C. han radicalizado sus posturas y eso no lleva a ningún acuerdo.

Posibles escenarios

Hablando de los posibles escenarios que podemos enfrentar la próxima temporada sería

1.- Que la promotora se encapriche y no deje la plaza en 3 años que le restan de comodato.
2.- Que el A.C. Pueda conseguir el apoyo para traer liga de ascenso, con esto obligaría a la promotora a dejar en un mueble, porque ¿quién iría a ver la liga premier? y menos con jugadores de Celaya.
3.- Que la misma promotora ascendiera futbolísticamente a la liga de ascenso, pero sin el apoyo de la afición será difícil mantenerse en esta categoría.
4.- Que el A.C. demanda para la promotora por incumplimiento del comodato Pero esto llevaría varios años y quizás pasen tres o cuatro años y ya sea demasiado tarde.
5.- que la promotora y el A.C. olvidan sus diferencias y trabajaran juntos en un proyecto por lo menos de liga de ascenso.

Aquí no hay soluciones mágicas ni fáciles eso tendría que solucionarse entre ambas partes de lo contrario podremos pasar varios años sin fútbol profesional y como hemos dicho el único perjudicado es la fisión del equipo Irapuato.