No había recorrido la primera vuelta el segundero cuando se dio esta jugada. Pase de Kevin a Felipe (tirado) y el remate del andino pasó cerca del poste derecho

José De Jesús Morales.- Cerca de 4 mil espectadores, vieron cómo se diluyó prácticamente la última esperanza de lograr una calificación a la liguilla por parte del equipo Irapuato, al caer 0-1 ante Gallos Blancos de Querétaro, cuadro que sin hacer grandes cosas, sólo aprovechar la única opción clara que tuvieron para llevarse los tres puntos y dejar con tremendo dolor a los azulgrana.

Con este tercer revés consecutivo, los freseros bajaron hasta el doceavo lugar en la general y onceavo en la porcentual. Tienen 24 puntos y para lograr calificar tendrían que darse un sinfín de combinaciones. Todo ello, en la Segunda División Premier.

EL JUEGO

Se sabía que para el cuadro azulgrana no había alternativa. Era ganar o ganar. Tal vez por ello, desde el primer minuto fueron encima del cuadro queretano y apenas recién iniciado vino el primer grito de los aficionados cuando el pase de Kevin a Felipe y éste dejando atrás su marcador, lanzó su disparo que pasó rosando el poste derecho.

Y a los 6 minutos volvió a presentarse una buena oportunidad. Trazo largo de Lalo Palacios a Kevin, éste prolongó a Lozoya, pero su remate fue por un lado.

Y a los 9 la tercera. Kevin a Felipe, éste centró y Lozoya con todas las ventajas la echó por fuera. Parecía cuestión de tiempo, pero…..

Pero lo que casi siempre sucedió en esta recta final de la temporada. No cayó el gol y dieron oportunidad a que el rival recompusiera su parado. Dejó la línea de 4 atrás para cambiar a 3 en el fondo con Juan Manuel De Alba, Ricardo Peña y Abel Vega, dejando como carrileros a Jesús Fraire y Hernández, con sus dos contenciones fijos y Hugo Cisneros más libre para acompañar a Yomeri Reyes, único delantero.

Con ello, empezaron a ganar la mitad de la cancha. Irapuato mantenía sus 4 en el fondo pese a que Querétaro sólo contaba con un delantero.

Por más esfuerzos que hacían Lalo y Alfredo no alcanzaban a cubrir todo ese terreno y empezaron a perder la batalla.

Se perdió la conexión, Sólo pelotazos a Balta que luchó todo el partido de espaldas y sin un compañero cerca. Kevin buscando hacer lo que sabe, pero tampoco tuvo éxito ya que lo copaban de inmediato.

Y fue entonces cuando los visitantes se tornaron peligrosos. Y no es que hayan acribillado a Capellini, sino que al tener mayor tiempo el balón con ellos, las opciones están más cerca.

Vino una jugada donde la pelota terminó en el fondo tras la chilena de Yomeri Reyes. Afortunadamente para los freseros, el juez de línea había marcado un fuera de lugar en la acción, pero era un aviso.

Ofensivamente, Irapuato dejó de crear peligros. Lozoya sin encontrar la manera de aprovechar los espacios que le dejaron. Por el lado derecho, Felipe muy retrasado y con ello eran pocas las unidades con que intentaba atacar Irapuato.

Pocas ocasiones los laterales Edson y Estrada llegaron en apoyo de su ofensiva y cuando lo hizo el de la derecha se provocaron algunos sustos.

GOLPE MORTAL. este es el gol que sepultó las aspiraciones del Irapuato. Remate de Jesús Frayre (95) y en el trayecto se cruzó Yomeri Reyes y completamente solo la empujó. Fue suficiente para doblegar al cuadro fresero.
GOLPE MORTAL. este es el gol que sepultó las aspiraciones del Irapuato. Remate de Jesús Frayre (95) y en el trayecto se cruzó Yomeri Reyes y completamente solo la empujó. Fue suficiente para doblegar al cuadro fresero.

BALDE DE AGUA HELADA

Se pensaba que irían al descanso con el empate sin goles, pero vino un contragolpe donde los tomaron 5 contra 2. Con todo y ello, parecía que no pasaría del susto cuando Aléxis Silva cortó, con tan mala fortuna que la bola quedó a Christian Ortega, éste mandó al lado opuesto cerrando la pinza Jesús Frayre quien de zurda remató y en el trayecto se atravesó Yomeri Reyes para incrustarla al fondo. Balde de agua helada para los freseros.

SEGUNDO TIEMPO

Regresaron a la actividad sin movimientos ambos equipos. En el cuadro dirigido por Alberto Coyote se entendía pues iban ganando, pero en los freseros era todo lo contrario.

Desgraciadamente, viendo la banca pocas opciones se veían. Yan Carlo y Julio Alvarado son defensores; Quique Flores y Arturo Moreno, volantes de contención; Marco Angulo y Jorge Luis Almaguer, volantes que se desempeñan por fuera y Jorge Adolfo Ramírez, es el portero.

Todavía antes de hacer movimientos, vino una acción de peligro. Colada de Felipe hasta la última línea, mandó la diagonal pero no llegó a los píes de Balta que entraba solo por el centro.

Se requería de otro jugador de área que acompañara o aprovechara los movimientos de Balta. Al no tenerlo en la banca, se optó más adelante por traer a Almaguer y Angulo Por Estrada y Felipe.

Se intentó entonces jugar con tres en el fondo, Edson, Silva y Duvier, dejándole la responsabilidad de jugar por fuera a los recién entrados haciendo labores de carrileros.

Lalo Palacios, plantado en el centro delante de Silva y con instrucciones de hacer el cuarto defensor cuando se requiriera, dejándole más libertad para salir a Alfredo.

LA DESESPERACION HIZO ESTRAGOS

Los minutos pasaban y con ello, la desesperación en los jugadores azulgrana se acentuó. Vinieron pelotazos de Capellini buscando a Balta o Kevin quienes siempre estaban en desventaja y como no se dieron variantes, pues los queretanos se aprendieron la lección y casi siempre salieron avantes.

MAL Y DE MALAS

Y ya se sabe que cuando las cosas no se dan, por más esfuerzos que se haga, simplemente nada sucede. El equipo Irapuato no se puede negar que luchó, que peleó, pero sin orden, sin idea y cuando por ahí parecía que les iba a alcanzar cuando menos para rescatar un puntito y mantener la vela encendida, se dio aquello de “mal y de malas”.

¿Porqué?

En uno de los enésimos ollazos al área queretana se armó la zacapela, el remate a la distancia nos pareció de Balta, iba rumbo a la portería y cuando se gritaba el gol, surgió la pierna salvadora del defensor Abel Vega sobre la línea y vino la desilusión entre los casi 4 mil espectadores presentes.

No hubo para más. Muchos pelotazos, pero Gallos le bastó estar bien concentrados. Puso su línea de 5 con 4 medios volantes para estorbar. Hicieron gala de todas las malas artes para hacer que el tiempo corriera y con ello, la desesperación en los locales les impidiera actuar con tranquilidad.

Una nueva derrota (tercera consecutiva) prácticamente le cuesta la calificación al Irapuato. Duro golpe por el buen arranque de temporada que se tuvo, incluso manteniéndose en el primer lugar. Desgraciadamente les llegó la mala racha en la recta final, no pudieron zafarse de ésta y ahora casi están eliminados.

Cierran su participación ante Loros Colima quienes con 25 puntos están con la posibilidad abierta de calificar. Hay otros equipos como Murciélagos, Reynosa, UAEM, Atlético Veracruz y la verdad, tendría que darse un verdadero milagro para que Irapuato se colara.

LA AFICIÓN

Quien se merece pleno reconocimiento es la afición fresera. Siempre apoyando. Los gritos de Trinca, Trinca Trinca aparecieron aún cuando las cosas sobre el terreno de juego eran adversas. Desgraciadamente ésta pudo ser la despedida por lo que al torneo clausura se refiere pues la calificación, está más lejana que nunca.

ARBITRAJE

Correspondió al señor Aldo Ballesteros impartir justicia. Su trabajo fue bueno en general. Lo auxiliaron en las bandas Iván Martínez y Javier Escobedo quienes también cumplieron.