José De Jesús Morales/freseros.com.- Crucial será el juego del equipo Irapuato este domingo a las 4 de la tarde sobre el tapete verde del “Sergio León Chávez” cuando enfrente a Gallos Blancos de Querétaro, correspondiente a la penúltima jornada del torneo clausura en Segunda División Premier.

Y al decir crucial es porque no hay alternativa para el cuadro dirigido por el profesor Ernesto Sosa. Los últimos resultados que se han dado, los ha puesto en situación comprometida, en lo que a lograr calificar a la liguilla se refiere.

Ocupan el octavo lugar tanto en la tabla general como porcentual y el margen de error ya no existe. La presión que ejercen sobre ellos, equipos como Murciélagos, Reynosa, Chapulineros, incluso Loros de Colima es fuerte y de no mejorar pueden desbancarlos y dejarlos fuera de la fiesta.

RECUPERAR LA CONFIANZA

Uno de los aspectos notorios en el cuadro fresero, es que han perdido la confianza. Se notan presionados y ante ello, será importante el trabajo que se realice con el grupo en ese sentido.

El rival en turno es de los que juegan sin la presión drástica de ganar a como dé lugar. Gallos Blancos es un cuadro formativo, donde los objetivos son distintos en dicha institución.

Son los que le han causado mayores problemas al cuadro fresero. Pero a estas alturas no debe ser obstáculo para salir en busca del triunfo que los mantenga dentro de los ocho invitados a la fiesta.

Una derrota podría ser de fatales consecuencias para sus aspiraciones, más cuando les toca cerrar como visitantes ante Loros Colima, uno de los que aún mantienen vivas sus esperanzas de calificar.

A LAS 4 DE LA TARDE

Con el cambio de horario, también el equipo Irapuato ha anunciado que este último compromiso como local en el torneo regular se llevará a cabo a partir de las 4 de la tarde.