José De Jesús Morales/Freseros.com.- A dos jornadas de terminar la temporada regular en el Clausura de Segunda División Premier, el equipo Irapuato ha descendido hasta el octavo lugar tanto en la general como en la porcentual, por lo que aún sigue dependiendo de sí mismo para lograr calificar a la liguilla por el título y ascenso.

Los freseros han entrado en un “slump” muy peligroso que de no encontrarle una solución a partir de este domingo 10 de abril cuando enfrenten a Gallos Blancos de Querétaro, podría dejarlos fuera de la fiesta grande.

Tres derrotas a cambio de una sola victoria, ha provocado de estar en los primeros lugares, hayan descendido hasta el octavo sitio y no solamente en la general, sino también en la porcentual y ahora amenazado por otros equipos como Murciélagos, Loros de Colima, Chapulineros, que están muy cerca.

Los de Sinaloa llevan 23 puntos; Chapulineros de Oaxaca 22 y los colimenses con quienes cerrará Irapuato la temporada allá en casa de aquellos son los que están amenazando.

AUN ESTÁN A TIEMPO

Dentro de todo lo malo que acarrea esta mala racha en la que han caído los freseros, siguen dependiendo de sí mismo, para lograr calificar a la liguilla.

INICIAN TRABAJOS

No hay tiempo para nada que no sea trabajar. E inician sus entrenamientos con un partido de preparación este lunes sobre el tapete verde del “Sergio León Chávez” a las 11 de la mañana teniendo nuevamente como rival a la Comisión del Jugador.

SIN LESIONADOS NI CASTIGADOS

Afortunadamente, el director técnico Ernesto Sosa, podrá echar mano de quién considere lo mejor para el equipo en el compromiso del domingo 10 de abril ante Gallos Blancos de Querétaro, al no reportarse jugadores lesionados ni sancionados por la Disciplinaria.